Compartir

La decisión fue ratificada por el ente rector del fútbol nacional debido a la falta de contingente policial, en el contexto de la crisis política y social del país. La situación se agravó por la suspensión a los 67′ del partido La Calera vs. Iquique en La Florida. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: ANFP.cl.

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) confirmó este miércoles una nueva suspensión de la próxima fecha de la Primera División y el resto del fútbol profesional chileno, medida que afectará a los partidos a realizarse el sábado 16 y domingo 17 de noviembre.

La decisión fue revelada en un comunicado de prensa del ente rector, quien explicó que la medida se tomó tras la confirmación por parte del Ministerio del Interior que no hay contingente policial para garantizar la seguridad pública alrededor de los recintos deportivos.

“Tras una comunicación final esta noche con el Ministerio del Interior, se nos informó que no hay disponibilidad de contingentes policiales necesarios para garantizar el resguardo del orden y la seguridad pública en los alrededores de los estadios”, aseguró lo medular del comunicado.

Esta medida se hace extensiva para todos los partidos que faltan por disputar tanto en la 26a fecha del Campeonato de Primera División, la 29a jornada de la Primera B, como los pleitos de la octava fecha de las Liguillas de Segunda División.

Cabe señalar que esta resolución se dio en el contexto de lo ocurrido este viernes 22, cuando la ANFP determinó la suspensión a los 67 minutos del partido que estaban disputando Unión La Calera y Deportes Iquique en el Estadio Bicentenario La Florida, por la invasión de barristas al recinto.

El ente rector aclaró que el “resguardo de todos los actores” ha sido prioridad desde el 18 de octubre pasado, día donde se inició el estallido social, enfatizó que “no acepta que la violencia domine al fútbol” y recalcó que la actividad “no rivaliza con las demandas sociales ni con el momento que vive el país”.

La ANFP, de esta forma, suspendió por sexto fin de semana consecutivo el torneo de Primera División y quinto fin de semana seguido las fechas completas de Primera B y Segunda División Profesional (se alcanzaron a jugar algunos partidos el 19 de octubre en la B y en Segunda). Es decir, se completarán un mes y seis días sin el desarrollo normal de la competencia profesional en sus tres divisiones.

Este viernes, de hecho, sólo se alcanzaron a jugar tres partidos completos: el triunfo de Cobresal por 3-2 ante Unión Española en El Salvador (Primera División), además de tres duelos pendientes de Segunda División, donde Colchagua goleó 4-1 a General Velásquez como visita, San Antonio Unido venció 3-2 a Independiente de Cauquenes y Vallenar se impuso 2-1 ante San Marcos de Arica como local.

Es decir, desde el 19 de octubre hasta el 22 de noviembre sólo se había jugado un partido profesional. Este duelo fue la goleada de Recoleta por 6-2 ante Iberia en Los Ángeles, que se jugó el martes 12 de noviembre.

Por último, la ANFP no entregó una fecha de posible retorno del fútbol profesional, tal como ocurrió en otras suspensiones.

COMUNICADO COMPLETO Y OFICIAL ANFP – 22/11/2019

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional informa que, tras tener reuniones durante el día con diversas autoridades del país y una comunicación final esta noche con el Ministerio del Interior, se nos informó que no hay disponibilidad de contingentes policiales necesarios para garantizar el resguardo del orden y la seguridad pública en los alrededores de los estadios donde se disputarán los partidos de nuestros campeonatos profesionales programados para el presente fin de semana.

Por este motivo se suspende el resto de la duodécima fecha de la segunda rueda de la Primera División, la vigésimo novena de la Primera B y los partidos de la octava jornada de las liguillas de Segunda División.

El resguardo de todos los actores del fútbol ha sido la prioridad de la ANFP desde el 18 de octubre pasado. No podemos aceptar que la violencia domine al fútbol. Como lo hemos reiterado, nuestro deporte no rivaliza con las demandas sociales ni con el momento que vive el país.

RS/lv

Dejar Respuesta