Compartir

El multicampeón alemán se impuso por 1-0 ante el monarca francés y obtuvo no sólo su sexta corona del certamen, sino que además logró el récord de haber ganado los 11 partidos que disputó. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: UEFA y Bayern.

Bayern Múnich logró este domingo un histórico título invicto de la UEFA Champions League temporada 2019/20, tras vencer por 1-0 a PSG en final disputada en Lisboa, Portugal.

El único gol del conjunto alemán fue anotado por Kingsley Coman a los 59 minutos, para coronarse campeón con una inédita racha: 11 triunfos en un total de 11 partidos.

Bayern logró su sexta corona de Champions League (la primera desde 2013) y, además, alcanzó el “Triplete” por segunda vez en su historia (también el anterior fue en 2013).

Por si fuera poco, el equipo de Hans Flick tuvo en sus filas al máximo goleador del certamen, el polaco Robert Lewandowski, con 15 tantos. Inobjetable y merecido campeón.

EL PARTIDO DEL TÍTULO

Bayern Múnich comenzó con ciertas dificultades ante un PSG que disputaba su primera final de Champions. De hecho, Kylian Mbappé tuvo una aproximación a los 14′ y luego Manuel Neuer tuvo una notable tapada en un mano a mano ante el brasileño Neymar (18′).

El multicampeón alemán recién tuvo la primera chance a los 22′ con un remate de mediavuelta de Lewandowski al poste, pero el PSG respondió con un tiro elevado de Ángel Di María (24′), argentino que no pudo emular su gran actuación ante RB Leipzig.

Un momento que pudo marcar un antes y un después fue la salida por lesión de Jerome Boateng, quien fue autorizado a jugar pese a sus molestias físicas. El DT Hansi Flick corrigió su error con el ingreso de Niklas Suele (25′).

El español Ander Herrera remató desviado (28′) en PSG, pero en la jugada siguiente el retornado portero costarricense Keylor Navas (31′) estuvo notable para salvar un cabezazo de Robert Lewandowski (31′).

PSG tuvo ocasiones, en especial en la etapa inicial, pero su falta de finiquito le costó caro. Acaso la más clara fue un remate de Mbappé que atajó el portero Neuer (45′), tras buena jugada colectiva.

En el complemento se notó la jerarquía de Bayern Múnich, pues controló los embates de su rival. Neymar no apareció y menos tras una falta de Gnabry donde se dedicó más a reclamar que a jugar.

El monarca alemán logró el gol del título en el minuto 59 por intermedio de Kingsley Coman, que aprovechó su oportunidad reemplazando a Ivan Perisic para conectar con golpe de cabeza (59′) un buen centro de Joshua Kimmich. Nada que hacer el portero Keylor Navas.

Bayern estuvo a punto de aumentar las cifras, pero esta vez Thiago Silva salvó cerca de la línea (62′) ante el propio Coman, francés formado en PSG que curiosamente le anotó a su ex equipo.

PSG, pese al duro golpe, tuvo ocasiones para empatar, pero Manuel Neuer demostró por qué es el mejor portero no sólo de Alemania, sino del mundo, al tapar con el pie un mano a mano ante Marquinhos (70′).

El conjunto de Thomas Tuchel buscó empatar con cuatro cambios, entre ellos el ingreso de Eric Maxim Choupo-Moting. Sin embargo, Mauro Icardi no vio minutos, mostrando que no era importante para el DT alemán en un momento clave.

La última chance de gol fue una mediavuelta de Neymar que se fue desviada por poco y donde Choupo-Moting no la pudo impactar. Este jugador fue el héroe ante Atalanta en cuartos de final, esta vez no alcanzó.

Finalmente Bayern Múnich se coronó como flamante y merecido campeón de la Champions League, tras una enorme campaña donde ganó sus 11 partidos, uno de ellos la mayor goleada en la historia del FC Barcelona: el 8-2 en cuartos de final.

Por último, el DT Hans-Dieter Flick logró un enorme récord de 33 triunfos, un empate y dos derrotas desde que asumió a fines del año pasado. Es decir, un 92% de efectividad y 21 triunfos seguidos. Impresionante.

RS/lv

Dejar Respuesta