Compartir

El cuadro ‘millonario’ manejó el balón, pero las mejores ocasiones las tuvo el elenco ‘Xeneize’, que se adelantó con gol de Darío Benedetto para el 1-0 parcial en el Superclásico que se disputa de manera inédita en el Estadio Santiago Bernabéu. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: Conmebol


Boca Juniors está venciendo por la cuenta mínima a River Plate en la final vuelta de la Copa Libertadores 2018, que se disputa de manera inédita en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, y tomó ventaja de 3-2 en el marcador global.

El cuadro dirigido por Guillermo Barros-Schelotto le cedió el terreno con prudencia al elenco de Matías Biscay (que reemplaza a Marcelo Gallardo). Sin embargo, River no tuvo la profundidad necesaria y no probó las manos del portero Esteban Andrada, que se limitó a rechazar centros.

En cambio, de contragolpe las ocasiones más claras fueron de Boca: a los 10′ el capitán Pablo Pérez le pegó mordido y Franco Armani atrapó bajo el arco (10′), luego Maidana casi anota un autogol a los 21′ y, posteriormente, el propio Pérez remató y dio rebote en Casco antes de irse desviado.

Curiosamente, tras un ataque de River, vino un letal contragolpe de River y una falla de Pinola en el fondo, que provocó un mano a mano de Darío Benedetto, que definió muy bien de derecha ante la salida de Armani (42′). Quinto gol de Benedetto, todos entre semifinales y final.

Boca tiene ventaja de 3-2 en el marcador global y será campeón de América si se mantiene o aumenta el marcador. En tanto, a River sólo le sirve ganar el partido para levantar la Copa en los 90′, porque si hay empate habrá tiempo extra y, si se mantiene la igualdad, habrá definición a penales.

RS/lv

Dejar Respuesta