Compartir

El equipo de Quique Setién, donde no jugó Arturo Vidal por suspensión, se impuso por 3-1 y terminó ganando por 4-2 en el marcador global, con una actuación protagónica de Lionel Messi. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: @ChampionsLeague.


FC Barcelona clasificó este sábado a cuartos de final de la UEFA Champions League 2019/20, tras vencer por 3-1 a Nápoli como local y ganar por 4-2 en el marcador global, con protagónica actuación de Lionel Messi, autor de un gol.

El cuadro de Quique Setién, donde fue baja Arturo Vidal por suspensión, será rival del campeón alemán Bayern Múnich, que no tuvo problemas en eliminar a Chelsea.

El conjunto italiano, eso sí, estuvo cerca de complicar todo porque Mertens remató mordido al poste a los 2 minutos de juego. El equipo de Genaro Gattuso debía anotar por el 1-1 de la ida.

Barcelona tuvo la fortuna de abrir el marcador a los 10′ con un cabezazo del defensa central Clement Lenglet. Sin embargo, acá ocurrió uno de los primeros errores del VAR, pues el francés cometió clara falta sobre Di Lorenzo.

El equipo blaugrana aumentó las cifras a los 23′ por intermedio de Lionel Messi, que finalizó una gran jugada colectiva al encarar entre los centrales y sacar un zurdazo imposible para el portero David Ospina.

Sin embargo, luego vino un nuevo error del VAR, pues Messi anotaba un golazo a los 30′ que era anulado. El juez turco Cuneyt Cakir hizo caso a la advertencia de una supuesta mano, que nunca existió por cuanto Messi bajó el balón totalmente con el pecho.

Más adelante el juez se reivindicó en cierta manera porque cobró un penal que no había advertido: Kalidou Koulibaly se confió en el área y justo cuando iba a rechazar un balón, se le cruzó Messi y le punteó el balón. El zaguero le cometió una falta involuntaria, pero una clarísima falta en el área.

El penal lo anotó el uruguayo Luis Suárez a los 45′ para el 2-0 parcial, aunque luego descontaría Lorenzo Insigne también desde los 12 pasos (45+5′), luego de ua falta de Rakitic sobre Mertens que fue correctamente sancionada.

En el complemento Nápoli esbozó una tibia reacción y tuvo una ocasión con un cabezazo de Insigne que tapó Ter Stegen. El cuadro italiano requería anotar dos goles más para la hazaña de clasificar, pero el ingresado Hirving Lozano no pudo con un cabezazo elevado.

Cerca del final el conjunto de Gattuso tuvo dos chances más en los pies de Lozano y con un remate de Di Lorenzo que tapó Ter Stegen. Además, hubo un gol anulado a Milik por offside.

Finalmente, Barcelona ganó por 3-1 en el partido y por 4-2 en el marcador global a Nápoli, para alcanzar por 13a vez consecutiva la fase de cuartos de final en Champions League.

El partido único ante el campeón de Alemania, Bayern Múnich, se disputará el próximo viernes 14 de agosto a las 15:00 hora de Chile. En este partido estará disponible para volver Arturo Vidal en Barcelona, tras cumplir su fecha de suspensión.

RS/lv

Dejar Respuesta