Compartir

El conjunto de Tite dominó todo el partido, pero marcó diferencias sólo en el complemento para imponerse 3-0 ante su rival. Philippe Coutinho marcó dos tantos y, por ahora, hizo olvidar a Neymar. Además, el VAR hizo su estreno oficial. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: @CopaAmerica.

Brasil debutó este viernes con una goleada por 3-0 ante Bolivia en Sao Paulo, en el partido inaugural de la Copa América 2019 y que, además, dio inicio al Grupo A del certamen.

El elenco dirigido por Tite fue superior durante todo el partido, con un porcentaje total de 74%, pero recién marcó diferencias en el complemento, con doblete de Philippe Coutinho (50′ y 53′) y tanto de Everton (85′), ante cerca de 50 mil asistentes al Estadio Morumbí.

Con este resultado, Brasil lidera el Grupo A con tres puntos, a la espera del estreno de Perú y Venezuela este sábado por la misma zona.

BRASIL GOLEÓ, PERO NO BRILLÓ

El cuadro de Brasil, como se esperaba, dominó plenamente el partido, con porcentaje de posesión de 74% y un total de 20 remates a portería (cinco al arco), pero le costó profundizar ante una ordenada zaga boliviana, que renunció casi totalmente al ataque.

En ese contexto, la ‘Verdeamarelha’ (que jugó con camiseta blanca) salió con todo y tuvo un remate desviado de Roberto Firmino (4′) y luego un cabezazo desviado de Philippe Coutinho (10′).

Tras ello vino el debut oficial del VAR en una jugada donde Fernando Saucedo aplicó un codazo a Casemiro (17′) que el árbitro Néstor Pitana no advirtió. Luego el VAR le sugirió expulsar al jugador, pero finalmente el argentino decidió aplicar sólo tarjeta amarilla, a los 20′.

Bolivia mantenía a raya al local pero sufrió por momentos curiosamente por Carlos Lampe, su buen portero que se equivocó en una salida y casi provocó un gol. De todas formas, el cuadro verde no pasó mayores zozobras, dado que sólo hubo un par de cabezazos desviados y un remate de Casemiro que también se fue desviado.

El elenco de Eduardo Villegas renunció casi totalmente a atacar y fue así que Marcelo Moreno Martins se vio muy solo en ofensiva. El atacante apenas tuvo un remate desviado a los 24′. El público despidió con pifias al equipo.

En el complemento nuevamente el VAR fue protagonista, pero esta vez Néstor Pitana decidió de forma inobjetable, pues cobró una clara mano penal de Adrián Jusino ante remate de Richarlison (46′).

Tras ello, Philippe Coutinho abrió el marcador de penal con potente tiro rasante, que estuvo a punto de tapar el portero Carlos Lampe (49′). Con ese gol se destrabó el partido.

Brasil entró en confianza y fue así que el mismo Coutinho aumentó a los 52′ con golpe de cabeza, tras buena jugada colectiva y centro a la carrera de Roberto Firmino.

Luego de ello el ‘Scratch’ se replegó unos metros, pero siempre tuvo el control del balón y lo rotó sin mayores problemas. Tite aprovechó de darle minutos a Gabriel Jesus, una de las estrellas que no está en el once titular tipo del DT.

Era cosa de tiempo el tercero y llegó con un golazo de Everton, que encaró desde la izquierda hacia el centro y sacó un potente disparo a la entrada del área que batió por completo a Lampe (84′). Por ahora, Brasil logró soslayar la ausencia de Neymar.

Bolivia sólo respondió con su único remate a portería en todo el partido, obra de Chumacero que tapó el portero Alisson (87′).

Partido terminado por Pitana y Brasil suma sus primeros tres puntos, de cara al cotejo ante Venezuela del próximo martes. En tanto, el mismo día Bolivia intentará rehabilitarse ante Perú.

RS/lv

Dejar Respuesta