Compartir

El cuadro de Tite usó todo su pragmatismo para defenderse de un rival que fue superior y aprovechar sus pocas oportunidades para imponerse 2-0 en un polémico partido, dado que el VAR no intervino en jugadas que pudieron ser penales para la ‘Albiceleste’ de Messi. El anfitrión espera a Chile o Perú. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: @CopaAmerica y otros.

Brasil logró aprovechar su localía para imponerse por 2-0 ante Argentina y avanzar a la final de la Conmebol Copa América 2019, donde espera rival entre Chile o Perú.

El elenco de Tite usó todo su oficio y pragmatismo para imponerse ante un rival que fue superior y ganar con tantos de Gabriel Jesus (19′) y Roberto Firmino (71′), ante un repleto Estadio Arena do Gremio.

La escuadra de Lionel Scaloni jugó su mejor partido de la Copa y superó a su rival, con las ocasiones más claras, pero sufrió dos penales claros que no fueron considerados por el VAR, en una de las polémicas del certamen.

Brasil jugará la final el domingo 7 en el Estadio Maracaná, a las 16:00 horas de Santiago, ante el ganador de la otra semifinal entre Chile y Perú.

ARGENTINA FUE MEJOR PERO BRASIL GOLPEÓ EN LOS MOMENTOS JUSTOS

Si bien Brasil llegaba como favorito a este partido por la localía y por su campaña, con tres victorias en cuatro duelos y sin goles en contra, el elenco local se vio maniatado por la Argentina, que salió a jugar con intensidad, personalidad y mereció tal vez un empate o incluso ganar el partido.

Lo cierto es que, más allá de los errores de un pésimo arbitraje de Roddy Zambrano, la ‘Albiceleste’ no tuvo fortuna ni poder de finiquito. La primera acción fue un remate de Leandro Paredes que pasó muy cerca sobre el travesaño del arco defendido por Allison (11′).

Brasil aprovechó cada chance que tuvo y fue así que abrió el marcador por intermedio de Gabriel Jesus (18′), quien llegó en posición de ‘9’ a conectar un centro de Roberto Firmino desde la derecha. Dani Alves inició la jugada al recuperar un balón y abrir hacia el hombre de Liverpool, que terminó asistiendo.

Argentina buscó a través del balón parado cuando no podía entrar por las bandas y allí cayó una de las chances más claras, con un tiro libre de Messi que Sergio Agüero impactó con golpe de cabeza y dio en el travesaño (29′). La jugada fue muy parecida al famoso cabezazo del ‘Kun’ que salvó Bravo en la Copa América Centenario.

Lionel Messi mejoró ostensiblemente su nivel y tuvo un par de jugadas que pudieron ser el empate: a los 35′ encaró de gran forma y dejó solo a Agüero, que le trabaron justo el balón, y luego Messi remató elevado luego de resbalar (37′).

Posteriormente Acuña se vio entreverado en un conato con Dani Alves y recibió una amarilla que lo dejaba fuera del último partido. Brasil apenas inquietó con un remate de fuera del área que atrapó Armani.

En el complemento el equipo de Scaloni salió con todo en busca del empate y, en ese contexto, Lautaro Martínez estuvo cerca pero el portero Alisson atrapó bien (49′) y luego Rodrigo De Paul elevó sobre el travesaño (52′), tras otra gran jugada de Messi.

Si bien el ‘Scratch’ tuvo una chance para liquidar antes con un remate elevado de Coutinho (55′), tras gran jugada personal de Dani Alves y luego de Gabriel Jesus, Argentina tuvo otra ocasión clara, pero Messi remató al poste con un gran disparo de zurda (58′). En la jugada siguiente el mismo crack de Barcelona envió un centro rasante que no pudo conectar Agüero.

Posteriormente recibió amarilla Lautaro Martínez que también lo dejaba suspendido y luego vino otro tiro libre de Messi preciso a un ángulo, pero el portero Alisson nuevamente estuvo soberbio y se ‘colgó’ del balón (65′).

Tras ello vino la primera gran jugada polémica del partido, que además provocó luego el gol de Brasil: hubo un claro penal de Dani Alves sobre Agüero y, como Argentina se quedó reclamando, hubo un rápido contragolpe donde Gabriel Jesús se llevó en carrera a toda la defensa y asistió a Firmino, que anotó sin problemas (71′) ante Armani.

Argentina sintió el golpe, pero siguió luchando y tuvo un córner donde se dio la segunda jugada no advertida por el VAR: centro al área y Otamendi recibió un claro ’empellón’ del ingresado Allan. Fueron dos penales claros que ni siquiera fueron revisados por el VAR. ¿Pudo haber cambiado la historia? Eso quedará sin respuesta.

De esta forma, Brasil avanzó a su primera final en 12 años (tras el título en Venezuela 2007 justamente ante Argentina) y espera rival entre Chile y Perú.

En tanto, Argentina vio frenada su racha de finales consecutivas (tres) y completó 26 años sin ganar ningún título a nivel adulto. Su rival por el tercer lugar el sábado será el perdedor del duelo entre Chile y Perú.

RS/lv

Dejar Respuesta