Compartir

El cuadro brasileño remontó una desventaja inicial en los últimos minutos para imponerse por 2-1 ante el equipo de Marcelo Gallardo, que contó con el defensa chileno desde el minuto 76. El elenco del portugués Jorge Jesus no ganaba el certamen desde 1981. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: Conmebol.

Flamengo se coronó este sábado como flamante campeón de la Conmebol Copa Libertadores 2019, tras vencer por 2-1 a River Plate en Lima con una agónica e increíble remontada en los últimos minutos de esta inédita “Final Única”.

El cuadro brasileño estuvo perdiendo la mayor parte del partido con un gol de Rafael Santos Borré a los 15 minutos, pero remontó cerca del final con un doblete de Gabriel Barbosa ‘Gabigol’, quien marcó a los 89′ y 90+2′ para provocar el delirio de la ‘torcida’ que llegó al Estadio Monumental de Lima.

Flamengo la segunda Copa Libertadores de su historia y rompió una sequía de 38 años exactos, pues la anterior la había ganado el 23 de noviembre de 1981 en el Estadio Centenario de Montevideo, cuando le ganó 2-0 a Cobreloa en el tercer partido de definición de esa edición.

En tanto, los chilenos estuvieron presentes por partida doble: Roberto Tobar tuvo un muy buen arbitraje acompañado de sus asistentes Christian Schiemann y Claudio Ríos, mientras que el defensa Paulo Díaz entró a los 76′ por el lesionado Milton Casco, pero no pudo ser factor por la banda izquierda.

LA CRÓNICA DE UNA INCREÍBLE FINAL ÚNICA

La primera “Final Única” de la Copa Conmebol Libertadores partió, antes de lo futbolístico, con un breve espectáculo musical encabezado por el rosarino Fito Páez, quien interpretó con otros artistas “Dale alegría a mi corazón”.

Luego vendría la acción en el Monumental de Lima con un River Plate que jugó un muy buen primer tiempo desde lo táctico, anulando completamente a Flamengo y, además, tomando ventaja en el marcador.

En efecto, la única chance clara fue un remate desviado de Bruno Henrique a los 9′. El portero Franco Armani no tuvo ninguna contención y el elenco brasileño sólo tuvo aproximaciones sin peligro, donde además no pudo aprovechar la pelota parada aérea, lo que era hasta ese momento el talón de Aquiles de River.

En cambio, el equipo de Marcelo Gallardo buscó siempre salir en rápidas transiciones y fue así que abrió el marcador a los 15′ con una buena jugada colectiva donde Enzo Pérez luchó un balón y metió un pase filtrado para Ignacio ‘Nacho’ Fernández, que mandó pase atrás en diagonal para la aparición de Rafael Santos Borré. El colombiano le pegó casi como un penal en movimiento para el 1-0 parcial.

Santos Borré era el héroe hasta ese momento, porque antes le había marcado a Cerro Porteño en la ida de cuartos (2-0), a Boca Juniors en la ida de semifinales (2-0). Además, el colombiano marcó su gol 100 por River.

River manejó los tiempos del partido y estuvo cerca de aumentar, pero Exequiel Palacios remató desviado por muy poco (36′). El partido también tuvo mucha refriega, pero el árbitro Roberto Tobar estuvo correcto en general en su cometido y dejó jugar con criterio.

En el complemento Flamengo mejoró y equiparó el trámite del juego. De hecho, ‘Gabigol’ estuvo cerca del empate, pero su remate a la entrada del área encontró buena respuesta de Armani (47′).

En tanto, River lo intentó y tuvo ocasiones, pero no generó gran riesgo al portero Diego Alves. Hubo un par de remates desviados de Matías Suárez (50′) y de Exequiel Palacios (53′).

El cuadro carioca estaba cada vez más cerca del empate y lo demostró en una rápida acción donde el portero Armani estuvo brillante para atrapar un potente remate dentro del área de Everton Ribeiro (57′). Sin embargo, Gabigol reclamó una supuesta mano penal, que en rigor fue un golpe en el codo de Ulises de la Cruz. Como estaba de espaldas, el árbitro Roberto Tobar desestimó las dudas del VAR y siguió el juego.

El DT Jorge Jesus tuvo la claridad para disponer el ingreso del experimentado Diego por Gerson (66′). El ex Santos le dio fútbol al mediocampo y aprovechó los espacios que dejó la salida de un agotado ‘Nacho’ Fernández, quien le dejó su lugar a Julián Álvarez, quien si bien aportó con despliegue físico, no pudo poner la cuota de balones al pie necesaria para mantener la ventaja.

Además, Flamengo cada vez se acercaba con más peligro y así se contaban remates desviados de Filipe Luis (73′) y de Diego (75′).

Marcelo Gallardo dispuso en ese momento el ingreso de Lucas Pratto por Santos Borré (74′) y de Paulo Díaz por Milton Casco (76′). Los dos últimos saldrían por problemas físicos a confesión del DT, pero no fueron factor para mantener el empate e incluso Pratto sería culpable en cierto modo del 1-1 parcial.

Paulo Díaz, de paso, fue el primer chileno en jugar una final de Copa Libertadores desde que lo hiciera Pablo Galdames en 2001 con Cruz Azul, en la serie decisiva que perdió ante Boca Juniors de Carlos Bianchi. El ex San Lorenzo y Colo-Colo no se proyectó nunca en ataque, ganó algunos duelos, pero no alcanzó a cerrar ni a salvar en ambos goles. El chileno quedó al debe.

Lo cierto es que River tuvo el 2-0 y el título, pero Palacios remató desviado en plena área. Además, Pratto encabezó un contragolpe, pero su tibio remate encontró sólida respuesta en Diego Alves (84′).

El técnico Jorge Jesus se la jugó con el ingreso de Vitinho por William Arao (86′) y esos minutos fueron claves para presionar a River, que se desconcentró de manera increíble y terminó cediendo un inminente título.

La increíble remontada empezó a los 89′ en un rápido contragolpe donde Bruno Henrique metió un gran pase para el uruguayo Giorgian de Arrascaeta, que cedió a su vez para ‘Gabigol’, que marcó con arco vacío. En la jugada previa Lucas Pratto perdió el balón ante el charrúa por no buscar el pase hacia su derecha.

El gol sorprendió a River, que increíblemente soltó las marcas y permitió el 2-1 final por parte de ‘Gabigol’, quien aprovechó un lejano pelotazo al área y las dudas de Javier Pinola, quien dejó botar el balón y se estorbó con Lucas Martínez Quarta, permitiendo que el ariete definiera solo ante Armani (90+2′).

Posteriormente vendrían las torpes expulsiones de Exequiel Palacios (90+4′) por una agresión a Bruno Henrique y de ‘Gabigol’ por provocar a la banca e hinchas de River (90+4′).

Flamengo de esta forma se coronaba como flamante campeón de la Copa Conmebol Libertadores 2019, en una campaña donde ganó siete partidos, empató tres y perdió tres.

Además, el equipo tuvo a Gabriel Barbosa ‘Gabigol’ como su máximo goleador con nueve tantos y al segundo técnico europeo en ser campeón de la Libertadores, tras Mirko Jozic en 1991 con Colo-Colo.

River Plate, en cambio, se quedó sin la opción de ganar su quinta corona. Las anteriores fueron en 1986, 1996, 2015 y 2018. Marcelo Gallardo, su actual técnico, la ganó como jugador el ’96 y como DT en 2015 y 2018. Esta vez ‘Napoleón’ no pudo ganar el certamen.

Por otro lado, Flamengo se clasificó al Mundial de Clubes ‘Qatar 2019’ y a la Recopa Sudamericana contra Independiente del Valle, flamante campeón de la Copa Sudamericana.

Por último, el ‘Fla’ se terminó coronando al día siguiente (domingo 24) como campeón del Brasileirao 2019, tras la derrota de su escolta Palmeiras ante Gremio. El equipo de Jorge Jesus tenía 81 puntos y mantuvo su distancia de 13 unidades con Palmeiras (68) luego de 34 jornadas y a cuatro fechas del final.

!!!Parabens Flamengo!!!.

RS/lv

Dejar Respuesta