Compartir

El campeón chileno jugó en un bajo nivel, pero logró sostener de buena forma el partido y se llevó un empate 1-1 desde Rosario, por lo cual está obligado a ganar a Gremio en Porto Alegre para meterse en octavos. En tanto, el equipo de Alfonso Parot quedó sin opciones. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: UC y Conmebol.


Universidad Católica cedió este miércoles un trabajado empate 1-1 ante Rosario Central como visita y vio comprometida la posibilidad de clasificar a octavos de final de Copa Libertadores, tras la quinta y penúltima fecha del Grupo H.

En efecto, el campeón chileno cerró la jornada en el tercer lugar con siete puntos y sólo es superado por diferencia de gol por el cuadro brasileño, en la lucha por el segundo bolato a octavos.

La UC de Quinteros se vio complicada desde un inicio por las ocasiones perdidas por el local y por la imposibilidad de jugar al pie en una cancha pesada por las distintas lluvias.

Sin embargo, el cuadro de la franja aprovechó un despiste defensivo y anotó por intermedio de César Fuentes, que sacó un potente disparo de sobrepique para batir al portero Ledesma a los 23 minutos.

ROSARIO CENTRAL LOGRÓ EMPATAR PERO QUEDÓ FUERA DE TODO

En el complemento Rosario Central se fue con todo en ofensiva, bajo intensa lluvia, y tuvo chances como un gol anulado a Zampedri a centro de Parot. El lateral jugó todo el partido, lo hizo de correcta forma.

La UC apenas pateó al arco con un remate del colombiano Riascos que atrapó el meta. El elenco de Diego Cocca tuvo ocasiones como un remate desviado de Leonardo Gil, un cabezazo desviado de Zampedri, una mano penal de Luciano Aued no cobrada y un testazo de Barbieri que sacó en gran reacción el portero Dituro.

Fue así que llegó el empate con un córner que pivotearon en el área y que dio en la cabeza de José Pedro Fuenzalida, produciéndose el autogol a los 80′, bajo intensa lluvia.

Rosario Central casi gana el partido, pero Dituro estuvo formidable para rechazar un remate de Joaquín Pereyra (85′). Se confirmó así el empate 1-1 en el emblemático ‘Gigante de Arroyito’.

Con este empate, Universidad Católica quedó en tercer lugar del Grupo H con siete puntos y, de partida, dejó en el camino a Rosario Central, porque se quedó colista con dos unidades y sin opciones de nada. Es decir, la UC al menos aseguró un boleto a la Copa Sudamericana.

Sin embargo, la UC buscará la clasificación a octavos de final y, para ello, debe ganar a Gremio en Porto Alegre el miércoles 8 de mayo, dado que el cuadro brasileño tiene mejor diferencia de gol y, por ende, le favorece el empate.

RS/lv

Dejar Respuesta