Compartir

El cuadro chileno igualó 1-1 e hizo valer el “gol de visita”, tras el 0-0 de la ida, para eliminar al cuadro brasileño en su casa. Es el logro más importante de la historia del elenco ‘cementero’. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: Conmebol.

Unión La Calera logró este martes una histórica clasificación a la segunda fase de la Copa Sudamericana 2019, tras empatar 1-1 ante Chapecoense en Brasil y avanzar por la regla del “gol de visita”.

El conjunto chileno, eso sí, sufrió bastante para lograr el objetivo, dado que el local fue superior en el trámite e inquietó desde el inicio con un remate a quemarropa de Lourency que tapó al inicio el portero Augusto Batalla (3′). El argentino fue la figura del partido.

La Calera tuvo el mérito de encontrar el gol cuando no jugaba bien: Walter Bou anotó la conquista a los 20′ al impactar el balón en área chica, tras centro rasante en diagonal de Jonathan Andía. El cuadro local reclamó offside de Marcelo Larrondo, pero el ariete no participó en la jugada.

El equipo de Francisco ‘Paco’ Meneghini manejó el partido hasta la expulsión de Erick Figueroa, quien sufrió doble amonestación por dos faltas (41′). La medida fue correcta por parte del árbitro José Argote, pero fue demasiado riguroso.

Sin embargo, siempre estuvo atento el portero Batalla y estuvo notable para atajar ante un disparo a quemarropa de Everaldo (42′). El formado en River fue prenda de garantía.

LA CALERA RESISTIÓ LOS EMBATES DE CHAPECOENSE Y CELEBRÓ CON SUS HINCHAS

En el complemento, Chapecoense se fue con todo en ofensiva y logró el empate precisamente por intermedio de Everaldo, que conectó un buen centro rasante desde la izquierda para el 1-1 en los 50′.

El técnico Francisco ‘Paco’ Meneghini buscó replegarse en el fondo y tuvo la sapiencia para realizar buenos cambios, como los ingresos de Thomas Rodríguez (hijo del recordado Leo Rodríguez), Claudio Meneses y Josepablo Monreal.

El equipo chileno resistió de buena forma e incluso Eugenio Isnaldo casi liquida la serie con remate desviado. Si bien el equipo de Claudinei Oliveira dominó la posesión, no fue profundo y sólo inquietó con Alan Ruschel, emblema del club que complicó con su movilidad.

Al final Chapecoense estuvo a punto de ganar y clasificar, pero Renato desvió solo en el área, tras estorbarse con Everaldo. La Calera se salvó, empató 1-1 y los jugadores celebraron emocionados con la hinchada que estuvo en el lado sur del Arena Condá.

Unión La Calera logró una histórica clasificación a la segunda fase de la Copa Sudamericana, donde deberá esperar rival hasta el mes de agosto. Ello, tras hacer valer el “gol de visita”, luego del 0-0 en la ida.

Chapecoense, de paso, quedó eliminado en primera ronda a diferencia del recordado año 2016, cuando llegó a la final y fue campeón póstumo; y de 2018, cuando supo avanzar hasta octavos de final, viniendo desde la Copa Libertadores. Es decir, mérito enorme del cuadro chileno de sacar del camino a un cuadro más experimentado. Felicitaciones.

RS/lv

Dejar Respuesta