Compartir

El cuadro popular cumple este lunes los 29 años de un título que se dio justo en el día de su aniversario. Muchos hinchas madrugaron ese día para ver como el portero Marcelo ‘Rambo’ Ramírez tapó un penal clave y el capitán, Jaime Pizarro, convirtió un gol histórico en Kobe, Japón. Acá el recuerdo de esa gesta y lo que declararon sus protagonistas en los festejos.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: archivo.

Colo-Colo celebra este lunes 19 de abril su cumpleaños número 96 y, además, festeja 28 años de un histórico logro que aún trae mucha emoción a los hinchas y simpatizantes: el título de la Recopa Sudamericana 1992 en Kobe, Japón, tras vencer en penales 5-4 a Cruzeiro de Brasil, luego de empatar 0-0 en 120 minutos.

Este fue el segundo trofeo del recordado triplete internacional de la exitosa era del técnico croata Mirko Jozic, que contempló además los títulos de la Copa Libertadores 1991 y la Copa Interamericana 1992, ganando las finales ante Olimpia de Paraguay y Puebla de México, respectivamente. Además, el único equipo chileno en ganar el trofeo principal de Conmebol fue el cuadro popular.

Ese partido traía un contexto especial, porque el equipo albo tuvo una irregular participación en la Copa Libertadores ’92, donde remató cuarto en un inédito Grupo 1 de cinco equipos, donde fue superado en la tabla de posiciones por Newell’s Old Boys de Marcelo Bielsa, Universidad Católica y San Lorenzo. El ‘Cacique’ sólo dejó atrás a Coquimbo Unido y, después de esta Recopa, quedaría eliminado ante Barcelona SC de Ecuador en octavos de final.

Volviendo al partido que jugó el cuadro popular ante el monarca de la Supercopa 1991, Jozic viajó con un plantel diezmado en ofensiva, por la ausencia de los lesionados Marcelo Barticciotto, Rubén Martínez y Patricio Yáñez. Lo ocurrido con Yáñez fue muy dramático, porque tuvo una inflamación de su rodilla derecha a última hora, que le impidió viajar.

Lo cierto es que Colo Colo se presentó en Japón con la siguiente formación: Daniel Morón en portería; Lizardo Garrido, Miguel Ramírez y Javier Margas en defensa; Gabriel Mendoza, Agustín Salvatierra, Eduardo Vilches y Jaime Pizarro en mediocampo; Claudio Borghi de enganche; Héctor Adomaitis como mediapunta y Aníbal González como único delantero neto.

Por su parte, Cruzeiro alineó a la siguiente oncena: Paulo César; Paulo Roberto, Paulao, Adilson, Nonato; Ademir, Marco Antonio Boiadeiro, Carlos Alberto de Andrade, Luis Fernando, Charles Fabian; Aelson; y Enio Andrade.

El partido, como se sabe, fue dramático y Cruzeiro fue muy superior en general tanto en los 90 minutos reglamentarios como en los 30 suplementarios, transformando en figura al portero José Daniel Morón, que sacó al menos cuatro pelotas claras de gol: a Boiadeiro, Paulo Roberto, Andrade y Charles. Además, la ‘Divina Providencia’ salvó al ‘Loro’ Morón con un remate que dio en el poste.

Antes de los penales vino una historia ya conocida, pero no por ello menos divertida y anecdótica: Mirko Jozic dispuso en el minuto 90 el ingreso de Hugo Rubio por Héctor Adomaitis y, posteriormente, la entrada de Marcelo Ramírez por Daniel Morón. El ‘Rambo’, como eximio atajador de penales, había sido avisado que entraría al partido si se llegaba a la definición.

LA EMOTIVA VICTORIA EN PENALES

En la tanda final partió ganando Cruzeiro con gol de Nonato, que le hizo un ‘corte de manga’ a los albos porque intentaron desconcentrarlo, supuestamente.

Luego vino el mejor lanzamiento penal, obra de Claudio Borghi, volante que esa vez anotó con clase y precisión.

Tras ello llegó el recordado disparo de Marco Antonio Boiadeiro que tapó Marcelo Ramírez, dado que fue al centro y, además, fue adivinado por el ‘Rambo’. Tras ello, Héctor Adomaitis puso el 2-1 parcial.

A continuación, Charles Fabian y Paulo Roberto anotaron para el ‘Azulao’, mientras que Javier Margas y Eduardo Vilches respondieron para los albos. Había dramatismo en Kobe, el ‘Cacique’ se imponía por 4-3.

Así llegó el 4-4 de Paulao y el último disparo, de Jaime Pizarro, que dio en un poste antes de batir a un desconcertado portero Paulo César, para el triunfo 5-4 final.

Alegría alba en Asia y, por supuesto, en la madrugada de Chile para todos los hinchas, que tuvieron ese 19 de abril de 1992 la celebración más linda de cumpleaños de Colo Colo en toda su historia.

LAS DECLARACIONES POST TÍTULO

El plantel de Colo Colo 1992 tuvo un multitudinario recibimiento en Santiago que emocionó a los jugadores, que estuvieron más de una semana lejos de sus familias. Además, hubo una masiva celebración en el Estadio Monumental, con un helicóptero trayendo la Copa, en algo similar a lo ocurrido en la Noche Alba de ese año.

A continuación repase los principales testimonios (cortesía de TVN) tras una gesta gloriosa, la más importante que tuvo el club en un día de cumpleaños, como lo fue el 19 de abril.

Jaime Pizarro, capitán: “Esta copa (Recopa Sudamericana) es para toda la gente que ha confiado en Colo-Colo. Nosotros representamos al deporte y al fútbol de Chile”.

Daniel Morón: “Alguna vez soñé llegar de afuera con un título, pero nunca esperé que fuera tanto el recibimiento”.

Eduardo Vilches: “Este triunfo nos fortalece mucho… no hay nada más hermoso que celebrar un cumpleaños así, con la premiación de la vuelta olímpica”.

Marcelo Ramírez: “Teníamos ganas de celebrar con nuestra hinchada este triunfo tan importante, porque se habla de Chile en todo el mundo”.

Mirko Jozic, entrenador: “Ojalá que no sólo Colo-Colo, sino el fútbol chileno logre algo parecido. Con logros se exige más y se hace más”.

Eduardo Menichetti, presidente (Qepd): “Tenemos mucho más que dar, eso dependerá de nuestra propia entrega, de la capacidad que tengamos de asimilar los triunfos y poder seguir creciendo de la misma manera”.

RS/lv

Dejar Respuesta