Compartir

El cuadro inglés se impuso 3-2 en el Amsterdam Arena con una notable actuación del brasileño Lucas Moura, autor de los tres goles. De esta forma, el DT Mauricio Pochettino llevó a su equipo a su primera final y buscará una inédita corona ante Liverpool el 1 de junio en Madrid.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: Champions League.

Tottenham Hotspur dio un nuevo batacazo y logró una histórica clasificación a la final de la UEFA Champions League, tras vencer este miércoles en la agonía por 3-2 a Ajax en Holanda.

El gran héroe de la jornada fue el brasileño Lucas Moura, autor de tres conquistas, la tercera en el quinto minuto de descuento, para levantar un 0-2 en contra y llevarse la llave por la regla del “gol de visita”, luego del 3-3 final del marcador global.

De esta forma, el equipo de Mauricio Pochettino llega a su primera final de Champions y buscará una inédita corona el sábado 1 de mayo ante Liverpool, en la final inglesa a disputarse en el Wanda Metropolitano.

LA CRÓNICA DE UNA NUEVA HAZAÑA INGLESA

El desenlace de esta semifinal era absolutamente imprevisible luego del enorme primer tiempo de Ajax, que fue muy superior y tomó una clara diferencia de dos goles, para irse 3-0 arriba en el global. De hecho, a los 3 minutos vino la primera chance con remate de Dusan Tadic y una buena respuesta de Hugo Lloris.

Tras ello, vino la apertura del marcador, obra del zaguero y capitán Matthijs de Ligt (5′), que impactó con golpe de cabeza un córner desde la derecha del ataque. Era el 1-0 parcial.

Si bien Tottenham esbozó una reacción con el retornado coreano Heung-Min Son, ni el asiático ni Eriksen pudieron ante el buen portero Andre Onana. De hecho, Dusan Tadic tuvo el segundo en un contragolpe donde remató desviado por muy poco en el área.

La escuadra holandesa tomó ventaja de 2-0 con una buena jugada colectiva y remate cruzado del marroquí Hakim Ziyech (35′). Parecía un asunto sentenciado y el eventual retorno a una final de Champions luego de 23 años de ausencia.

Sin embargo, los 53.285 asistentes al Johan Cruyff Arena de Ámsterdam vieron con estupefacción como los Spurs comenzaron la épica remontada. El equipo de Mauricio Pochettino salió con una actitud virada y, en ello, fue clave el ingreso del español Fernando Llorente por Victor Wanyama (46′), pues como referencia de área fue un problema sin resolver para la zaga local.

El remate de Dele Alli que mandó Onana al córner (53′) fue el anticipo de lo que vendría, porque el mismo Dele Alli encabezó un rápido contragolpe y cedió para Lucas Moura, que definió ante Onana a los 55′.

El brasileño continuó su show y puso el empate 2-2 a los 59′ con un gran remate de mediavuelta cerca del punto penal, tras un absurdo enredo entre el portero Onana y un zaguero, que se interpuso y no pudo rechazar un balón. Antes el meta había tenido una contención a quemarropa. Sólo faltaba un gol para la hazaña.

De todas formas, el equipo de Erik ten Hag tuvo varias ocasiones para anotar el gol de la clasificación, pero no tuvo el poder de finiquito ni la jerarquía que se requiere para estos partidos.

A saber, Daley Blind tuvo un remte elevado (63′), más tarde Hakim Ziyech le pegó desviado a centro de Tadic (67′), luego Hugo Lloris contuvo un peligroso centro de Matthijs de Ligt (71′) y el marroquí Ziyech la mandó al poste (80′). Increíble.

En tanto, los Spurs se la jugaron por completo y también tuvieron ocasiones, como un cabezazo desviado de Toby Alderweireld, un testazo al poste de Jan Vertonghen (86′) y un remate desviado de Heung Min Son (87′).

El árbitro alemán Felix Brych dio 5 minutos de tiempo agregado y en ese lapso de tiempo Ajax tuvo un contragolpe y remate de Ziyec que tapó Lloris (90+2′) y un cabezazo de Llorente elevado en un córner para el elenco inglés (90+3′). Hasta ahí clasificaba Ajax.

Sin embargo, vino la jugada dramática del 3-2 final para Tottenham: centro al borde del área, pivoteo de Llorente, nuevo pase de Dele Alli y remate de mediavuelta de Lucas Moura (90+5′). El brasileño marcaba su triplete y rubricaba así la hazaña.

Tras ello hubo un minuto más de tiempo agregado, pero Ajax no pudo empatar y se confirmó así un batacazo mundial, además de la eliminación acaso del equipo que mostró mejor fútbol en la Copa.

Tottenham clasifica así a su primera final de una Champions League o Copa de Campeones y se medirá ante Liverpool, quien tiene cinco títulos y otras tres finales. Habrá final inglesa, curiosamente, en el Wanda Metropolitano de Madrid.

MÁS FOTOS DE LA HAZAÑA DE TOTTENHAM (Y LA TRISTEZA DE AJAX)

RS/lv

Dejar Respuesta