Compartir

El cuadro ‘millonario’ vino de atrás primero para forzar el tiempo suplementario, luego del 1-1 en los 90′, y lo liquidó con goles del colombiano Quintero y de la gran figura, el ‘Pity’ Martínez, para el 3-1 final en Madrid. Es el título más importante en la historia del club y ante el rival de siempre, para cerrar la “final más larga” del certamen.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: Conmebol


River Plate logró el título más importante de su historia, al coronarse campeón de la Copa Libertadores de América 2018, tras vencer este domingo por 3-1 a Boca Juniors en tiempo suplementario, por la final vuelta disputada en Madrid.

Ante 62.282 espectadores que llegaron al Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, River siempre intentó, dado que el equipo de Guillermo Barros-Schelotto le cedió el terreno con prudencia al elenco de Matías Biscay (que reemplaza a Marcelo Gallardo). Sin embargo, el equipo no tuvo la profundidad necesaria y no probó las manos del portero Esteban Andrada, que se limitó a rechazar centros.

En cambio, de contragolpe las ocasiones más claras fueron de Boca: a los 10′ el capitán Pablo Pérez le pegó mordido y Franco Armani atrapó bajo el arco (10′), luego Maidana casi anota un autogol a los 21′ y, posteriormente, el propio Pérez remató y dio rebote en Casco antes de irse desviado.

Curiosamente, tras un ataque de River, vino un letal contragolpe de River y una falla de Pinola en el fondo, que provocó un mano a mano de Darío Benedetto, que definió muy bien de derecha ante la salida de Armani (42′). Quinto gol de Benedetto, todos entre semifinales y final.

En el complemento River Plate despertó y fue superior en el juego, por lo cual era cosa de tiempo el empate, con gol de Lucas Pratto (67′), que definió en el área tras buena jugada colectiva y pase atrás de Nacho Fernández.

En el tiempo suplementario fue clave la expulsión del colombiano Wilmar Barrios por doble amarilla. El árbitro uruguayo Andrés Cunha lo expulsó correctamente primero por un agarrón claro sobre el ‘Pity’ Martínez y luego por un planchazo a un rival.

River aprovechó eñ hombre de más y. en ese contexto, fue clave el ingresado colombiano Juan Fernando Quintero, que anotó a los 108′ el golazo de la Copa: enorme remate de fuera del área a un ángulo imposible para el portero Esteban Andrada.

Con el 1-2 en contra, Boca se desesperó y Guillermo Barros-Schelotto metió muy tarde a Carlos Tévez. Además, el ‘Mellizo’ cometió el error de sacar a Benedetto y reemplazarlo por ‘Wanchope’ Ábila. El ‘Apache’ no tuvo chances claras, sólo el ingresado Fernando Gago tuvo un remate que tapó Armani y luego el propio volante se lesionó.

El final fue emotivo porque en los últimos cinco minutos Esteban Andrada fue muchas veces a buscar el balón arriba y, en la última chance, Boca perdió el balón y de contragolpe el mejor jugador de la final, Gonzalo ‘Pity’ Martínez, corrió 50 metros y anotó con arco descubierto para el 3-1 final.

River Plate se coronó campeón de la Copa Libertadores 2018 y logró el cuarto título de la historia, tras los títulos de 1986, 1996 y 2015.

Además, esta corona tuvo el doble sabor de ser ante el archirrival, Boca Juniors, que se quedó con siete títulos de la Libertadores.

Por último, Marcelo Gallardo hizo historia al consolidarse como el técnico más ganador de la historia de River con seis títulos de los 11 trofeos internacionales que ganó el club. Felicitaciones River.

RS/lv

Dejar Respuesta