Compartir

La raqueta número uno de Chile cayó en dos parciales, pero en un partido que se definió al ceder un muy estrecho primer set en el tiebreak. La ‘Torre’ al menos se llevó el balance de dos triunfos importantes. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: ATP en español


El tenista chileno Nicolás Jarry (48° de la ATP) culminó su sueño la madrugada de este jueves, al quedar eliminado en los octavos de final del Masters 1000 de Shanghai.

La primera raqueta nacional no pudo ante el mayor oficio del británico Kyle Edmund (14°), que se impuso por parciales de 7-6 (5) y 6-3, luego de 90 minutos de juego, en uno de los primeros partidos de la jornada.

El partido fue muy parejo, en particular en el primer set, donde ambos mantuvieron el servicio hasta el tiebreak, donde su rival se impuso por 7-5 (y 7-6 en el set en 50 minutos), pero con el detalle que en el 5-5 del tiebreak al chileno se le fue ancha una bola y su rival aprovechó su primer set point.

Además, en el quinto y séptimo game Jarry tuvo en total tres oportunidades para quebrarle el servicio al europeo, pero no pudo hacerlo. Como se puede observar, fueron detalles los que provocaron la caída en el primer parcial.

En el segundo set Jarry Fillol parecía con confianza al tomar ventaja de 2-0 con su primer quiebre del partido, pero Edmund devolvió la “gentileza” de inmediato y logró un nuevo ‘break’ en el quinto game, para encaminar la victoria por 6-4.

Un detalle importante de las estadísticas finales fue el ítem de tiros ganadores (33) contra errores no forzados (37). La foja de su rival fue 16 ante 17. Además, Jarry tuvo 17 aces y cinco dobles faltas, contra siete y dos de su rival. Esos fueron detalles importantes del partido.

Edmund sigue en camino y se medirá en cuartos de final ante el cuarto favorito, el alemán Alexander Zverev (5°), que se impuso sin problemas ante el australiano Alex de Minaur (33°) por 6-1 y 6-4.

Nicolás Jarry se puede ir tranquilo por el gran torneo que realizó, dado que por primera vez en un Masters 1000 ganó dos partidos y el segundo, de hecho, es el más relevante de su carrera, al vencer a un sexto del mundo como Marin Cilic. A seguir trabajando y mejorando.

RS/lv

Dejar Respuesta