Compartir

El conjunto cruzado no tuvo grandes problemas para apabullar por 5-0 al cuadro minero y logró mantener no sólo los 14 puntos de ventaja sobre su principal escolta, Colo-Colo, a siete fechas del final, sino sostuvo su extenso invicto, pues lleva 12 partidos seguidos sin perder en este certamen. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: ANFP.cl

Universidad Católica goleó por 5-0 a Cobresal este domingo en el Estadio San Carlos de Apoquindo y se consolidó en la cima del Campeonato Nacional, pues extendió su invicto a 12 partidos y le sacó 14 puntos de ventaja a su principal escolta, Colo-Colo, a siete fechas del final.

Ante 10.438 asistentes a San Carlos de Apoquindo, el conjunto de Gustavo Quinteros dominó el partido y, además, tuvo contundencia en los momentos justos, porque a los 10 minutos abrió el marcador por intermedio del cuestionado Sebastián Sáez. El ‘Sacha’ aprovechó un buen pase filtrado de Edson Puch para batir al portero Sebastián López.

Cobresal lo intentó por intermedio de su hombre más importante, el volante Marcelo Cañete. Sin embargo, el ex UC fue bien custodiado y, por si fuera poco, Edson Puch aprovechó una chance y convirtió un golazo, tras eludir a dos jugadores y anotar con disparo cruzado (28′).

COBRESAL FALLÓ Y SUFRIÓ CON EL PODERÍO DE LA UC

El elenco de Gustavo Huerta busco cambiar su suerte con dos cambios ofensivos y, de hecho, Carlos Muñoz estuvo muy cerca de descontar. Sin embargo, el portero Matías Dituro estuvo soberbio para manotear un disparo que fue hacia su izquierda (51′).

En la jugada siguiente vino el tercer tanto de la UC, obra de César Pinares, quien aprovechó una buena pared con Luciano Aued para entrar al área y definir con precisión ante López (53′). Gran nivel de Pinares, que anotó su tercer gol en dos partidos y celebró así su convocatoria a La Roja.

Cobresal se la jugó con el descuento y nuevamente Muñoz tuvo una ocasión, per su remate dio en el travesaño cuando Dituro estaba vencido (60′). En esa acción se sentenció el partido.

En la última media hora el DT Gustavo Quinteros buscó darle un respiro a su plantel y dispuso el ingreso de Benjamín Kuscevic y Diego Buonanotte (por Parot y Puch). Justamente el argentino aprovechó al máximo sus minutos porque anotó el 4-0 con un potente derechazo cruzado, tras una mala salida defensiva del elenco minero.

Con el 4-0 a favor vinieron los cánticos de la barra cruzada que hicieron alusión al inminente título, al clásico ante Colo-Colo que se viene el 20 de octubre y a la situación de Universidad de Chile, que está en zona de descenso.

Sólo faltaba el quinto gol y llegó para uno de los mejores jugadores del torneo: José Pedro Fuenzalida. El capitán tomó un despeje corto a la entrada del área y sacó un obús de 25 metros que batió totalmente a López. Golazo a los 89′ para llegar a 10 tantos y ser, además, el máximo artillero del equipo.

Con esta victoria, Universidad Católica se consolidó en la cima con 53 puntos y mantuvo su ventaja de 14 con Colo-Colo (segundo con 39). Ello, a siete fechas del final (21 unidades en disputa). El inédito bicampeonato es inminente para el elenco de la franja.

En cambio, Cobresal se quedó en el 10° lugar con 28 unidades y aún no logra asegurar la permanencia, dado que está siete puntos sobre la zona de descenso.

La UC, además, extendió su invicto en este certamen, dado que ganó ocho partidos y empató cuatro. El cuadro cruzado no pierde desde el sábado 4 de mayo, cuando perdió 0-1 ante O’Higgins en Rancagua.

PRÓXIMOS DESAFÍOS EN COPA CHILE Y CAMPEONATO NACIONAL

El equipo de Gustavo Quinteros recibirá a Unión La Calera el próximo sábado 12 en San Carlos de Apoquindo, por la vuelta de cuartos de final de la Copa Chile (la ida fue 1-2) y luego visitará al mismo rival el miércoles 16, por la fecha 24 de la liga.

En tanto, el elenco de Gustavo Huerta también jugará en dos frentes: el próximo viernes 11 visitará a Universidad de Chile en el Estadio Nacional (la ida la ganó 3-1 como local) y, posteriormente, recibirá a Palestino el martes 15 en El Salvador.

RS/lv

Dejar Respuesta