Compartir

El equipo de Daniel Nejamkin jugó un partidazo, pero fue superado en el tiebreak decisivo por el equipo trasandino. El combinado nacional emuló la presea obtenida hace cuatro años. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: @Fevochi_oficial.


Cayó de pie. La Selección Chilena de vóleibol perdió este viernes por 2-3 ante Argentina en la gran final de los Juegos Suramericanos ‘Cochabamba 2018’ y logró medalla de plata para el Team Chile.

El elenco dirigido por Daniel Nejamkin tuvo contra las cuerdas a su rival, amén de un partidazo que duró más de 2 horas, pero se inclinó ante el oficio de su rival, que se impuso por parciales de 27-29, 26-24, 25-17, 23-25 y 15-12.

De esta forma, el combinado nacional emuló la presea de plata obtenida en ‘Santiago 2014’ y ahora se enfocará en la Challenger Cup a disputarse en Portugal (ver nota aparte).

UN PARTIDAZO QUE ILUSIONÓ CON EL ORO

Chile venía de perder 0-3 ante Argentina en la fase previa y, más allá que habían suplentes en ambos elencos, existía la duda si el combinado nacional sería capaz de ser competitivo ante el poderoso cuadro albiceleste, que tenía cinco campeones mundiales en la serie Sub 23.

Sin embargo, el equipo de Daniel Nejamkin jugó un gran partido desde el inicio y supo remontar una desventaja inicial para ponerse 19-15 y luego mantener la ventaja tras impresionantes jugadas de Gabriel Araya y Dusan Bonacic, entre otros.

El combinado nacional tuvo que exigirse a fondo para aprovechar su quinto set point amén de un gran trabajo de su armador, Matías Banda, para imponerse por 29-27 en 31 minutos.

En el segundo set Argentina tomó nota del poderío de Chile y mejoró en todos los aspectos del juego, para tomar una ventaja de 11-9 que no soltaría hasta el final del parcial. Los trasandinos aprovecharon su segundo set point para ganar por 26-24 en 32′ y equiparar las acciones.

La tercera manga fue lejos la peor de Chile, con un nivel de desconcentración impropio de la categoría de esta generación. Argentina lo aprovechó y tomó una ventaja de 6-0 y 8-2 que terminó por sepultar las opciones nacionales, porque los trasandinos se impusieron 25-17 en 24 minutos.

Para el cuarto set llegó el café cargado, porque La Roja del Vóleibol entró con todo y en ese sentido fue clave el alza de rendimiento de Dusan Bonacic, que fue acompañado por un enorme nivel de Tomás Parraguirre. El equipo nacional estuvo abajo por 10-12, pero luego dio vuelta el score y con un buen trabajo de Guerra terminó aprovechando su primer set point para imponerse 25-23 y llevar el partido al desempate.

En el tiebreak final Chile entró con todo con Tomás Parraguirre, que anotó tres puntos para tener ventaja de 7-5. Sin embargo, Argentina logró remontar y no soltó la ventaja, para aprovechar su segundo punto de partido y ganar a punta de buenos bloqeos y remaches por 15-12 final.

Argentina se llevó la medalla de oro, revalidando los títulos en ‘Medellín 2010’ y ‘Santiago 2014’, pero el equipo chileno de Daniel Nejamkin llevó al límite a su rival y logró una meritoria presea de plata, de cara a su próximo desafío: la Challenger Cup, que dará al ganador la posibilidad de jugar un repechaje para acceder a una histórica Nations League. Que así sea.

RS/lv

Dejar Respuesta