Compartir

El técnico croata que ganó la única Copa Libertadores para el club destacó la importancia de los distintos estamentos del club en ese histórico logro que cumple 30 años, en especial de los jugadores.


El entrenador de Colo-Colo campeón de Copa Libertadores 1991, Mirko Jozic, recordó que una de las claves del título era la capacidad que tenía el plantel de ser muy alegre, pero a la vez profesional, a 30 años exactos de la obtención de ese histórico logro.

El técnico croata dio una extensa entrevista desde su país al hijo de Eduardo Menichetti, del mismo nombre, donde destacó los valores humanos de cada uno de los jugadores y la capacidad de “luchar sin límites” por el objetivo de ganar la única Copa Libertadores del fútbol chileno en su historia.

“En primer lugar (los jugadores) eran muy buenas personas, con muchos valores humanos, estoy seguro que hoy son casi iguales. Ese grupo fue muy alegre, unido, preparado para bromas, se puede decir que fueron adultos con corazón y alma de niños, siempre buscaban la forma de divertirse, esa fue una faceta de ese grupo. Por otro lado, debo decir que fueron verdaderos profesionales para los demás, con hambre para ganar y luchando sin límites de sacrificio para defender la camiseta de Colo-Colo”, aseguró Jozic.

El estratega europeo, además, valoró la importancia del fallecido timonel del club, Eduardo Menichetti. “Eduardo fue un hombre muy importante dentro del éxito, casi 24 horas estuvo a disposición para mí y el resto del cuerpo técnico y jugadores, nunca se cansó. La importancia de él se puede decir que es igual a la mía o la de los jugadores. El título fue producto del conjunto, de una gran amistad y de un gran deseo para defender de mejor manera la camiseta de colo-Colo. Gracias a Dios por ese regalo”, recordó.

Jozic comenzó la entrevista, por cierto, recordando a todos los estamentos del cuadro albo. “Felicito a los jugadores, al cuerpo técnico, a los directivos y a los aficionados del club por el logro obtenido, a 30 años, fue un gran éxito, fue un gran trabajo de todos, desde tanto tiempo hasta hoy. Esto es único a nivel de clubes chilenos”, sostuvo.

Por último, Mirko Jozic confesó que “el recuerdo es siempre lindo, y más lindo aún porque es algo donde uno estuvo presente y por eso estoy muy orgulloso porque fui parte de este grupo tan bueno, tan solidario, que quería hacer algo para el fútbol chileno y en especial para Colo-Colo”, sentenció.

RS/lv

Dejar Respuesta