Compartir

Parece una broma de mal gusto, pero en diciembre al realizarse el sorteo del mundial sabíamos que era un duelo casi seguro en caso de pasar a octavos de final. Así no más, el cuarto duelo entre amarillos y rojos por Copas Del Mundo viene con todo el deseo de querer romper la historia en el país de la samba este sábado 28 de junio.

Por Patricio Vásquez (@vasquezpatricio)

Naces, creces, te reproduces, mueres. Ese el ciclo al que todos, aunque no queramos, estamos destinados a vivir. Un ciclo impuesto por fuerzas que van más allá del entendimiento humano, simplemente es así y no podemos hacer nada. Si extrapolamos este ciclo vital a la historia de nuestra selección chilena sería más o menos así: juegas eliminatorias, clasificas, pasas tu grupo, te elimina Brasil. Parece un chiste cruel, de esos que arruinan una gran velada, que lo único que sacan es una risa de desagrado o simplemente una que otra pifia. Lo que sí es seguro es que nuestra historia con Brasil en los mundiales es triste.

1962: Nos eliminaron en nuestra fiesta

La primera vez que nos vimos las caras con Brasil en un mundial fue en nuestra fiesta universal, Chile 1962. El Estadio Nacional repleto con 76.500 personas (para los más niños eso hacía el coloso de Ñuñoa) fue el escenario para una de las semifinales del torneo el 13 de junio a las 14:30 horas.

Chile, adiestrado por Fernando Riera, salió a la cancha con la camiseta roja, pantalón blanco y medias azules con Misael Escuti; Luis Eyzaguirre, Carlos Contreras, Raúl Sánchez y Manuel Rodríguez Landa; Jorge Toro y Eladio Rojas; Jaime Ramírez, Honorino Landa, Armando Tobar y Leonel Sánchez.

Brasil pisó el césped de Ñuñoa con su tradicional tricota amarilla, azul y blanca con Gilmar; Djalma Santos, Zózimo, Mauro y Nilton Santos; Dídi, Zito y Zagallo; Garrincha, Vavá y Amarildo, todos ellos dirigidos por Aymoré Moreira.

El partido, arbitrado por el peruano Arturo Yamasaki, terminó con un 4-2 a favor de Brasil con dos tantos de Garrincha (8′ y 31′) y Vavá (48′ y 77′). Los dos descuentos de los nacionales corrieron por cuenta Jorge Toro (41′) y Leonel Sánchez desde los doce pasos (61′). Chile con la derrota tuvo que conformarse con disputar la definición del tercer lugar con Yugoslavia tres días después en la misma cancha. La historia ya está escrita con letras doradas gracias al gol al minuto 90 de Eladio Rojas. “Justicia Divina” y a celebrar el tercer puesto. Brasil por su parte se transformó en el único país en ganar dos mundiales seguidos al vencer por 3-1 a Checoslovaquia al día siguiente en el Nacional con goles de Amarildo, Zito y Vavá.

 1998: La Dupla Za-Sa no fue rival para Ronaldo y compañía

En Francia 1998 Chile volvía a una cita mundial tras estar ausente en tres ediciones (razones futbolísticas y extra futbolísticas) con su principal soporte en una gran delantera compuesta por Iván Zamorano y Marcelo Salas. Ya en el grupo B la selección dirigida por Nelson Acosta rescató empates frente a Italia, Austria y Camerún. Segundo lugar para la roja y Brasil como rival en octavos de final al ser primero en el grupo A (cualquier similitud con este mundial es mera coincidencia).

Chile entró al Parque de los Príncipes el 27 de junio con Nelson Tapia; Pedro Reyes, Ronald Fuentes, Javier Margas, Miguel Ramírez (46′ Fabián Estay) y Mauricio Aros; Clarence Acuña (80′ Luis  Musrri), José Lius Sierra (46′ Marcelo Vega) y Fernando Cornejo; Iván Zamorano y Marcelo Salas. La vestimenta de los nuestros fue la misma que se usó en 1962 con la camiseta roja, pantalón blanco y medias azules.

La selección brasileña en tanto entró al rectángulo verde en París con Claudio Taffarel; Cafú, Aldair (77′ Goncalves), Junior Baiano y Roberto Carlos; César Sampaio, Dunga, Leonardo, Bebeto (65′ Denilson); Ronaldo y Rivaldo. El entrenador era un viejo conocido que fue parte del equipo brasileño que eliminó a la roja en 1962, Mario “El Lobo” Zagallo.

Con un 4-1 Brasil no se hizo mayor problema en hacer regresar a Chile al aeropuerto de Pudahuel con goles de César Sampaio (11′ y 26′) y Ronaldo (45+3′ y 72′). El descuento de los chilenos corrió por cuenta de Marcelo Salas a los 70′ en lo que fue su cuarto gol en la cita mundialista. El partido fue dirigido por el árbitro francés Marc Batta.

Brasil eliminó a Dinamarca y Holanda para poder llegar a la final del campeonato, instancia en la que perdió con el local Francia por 3-0 con dos goles de Zinedine Zidane y uno de Emmanuel Petit.

2010: Brasil nos despierta del sueño

Volvemos a una Copa Del Mundo luego de penosas clasificatorias para Corea Japón 2002 (últimos) y Alemania 2006 (séptimos) de la mano de Marcelo Bielsa con un juego que sorprende a todos. El protagonismo se volvió una ideología de vida y muchos miraban en el argentino una refundación del fútbol chileno. Con unas brillantes clasificatorias en donde fuimos segundos detrás de Brasil, se pisaba suelo sudafricano con la esperanza de lograr una buena actuación en el grupo H compuesto por España, Suiza y Honduras.

Ya en el mundial Chile venció en su debut a Honduras por la mínima con gol de Jean Beausejour. En la segunda fecha sorprendimos al mundo al poder abrir el candado suizo el tanto de Mark González que decretó el 1-0 final. España nos arrebataría en la última fecha el primer lugar dejándonos en octavos de final con el primero del grupo G, Brasil.

Claudio Bravo; Mauricio Isla (62′ Rodrigo Millar), Pablo Contreras (46′ Jorge Valdivia), Gonzalo Jara e Ismael Fuentes; Arturo Vidal, Carlos Carmona y Jean Beausejour; Alexis Sánchez, Humberto Suazo y Mark González (62′ Rodrigo Millar) entraron al Estadio Ellis Park de Johannesburgo frente a 54.096 espectadores para jugarse el paso a cuartos de final. La indumentaria usada fue la de recambio, esa que deja el rojo de lado por un tricota en su totalidad blanca.

Brasil jugó con Julio César; Maicon, Lúcio, Juan y Michel Bastos; Daniel Alves, Gilberto Silva, Ramires y Kaká (81′ Kléberson); Luís Fabiano (76′ Nilmar) y Robinho (Gilberto), dirigidos por el capitán en Francia 1998, Dunga.

El partido, arbitrado por el inglés Howard Webb, terminó con un 3-0 a favor de Brasil con goles de Juan (35′), Luís Fabiano (38′) y Robinho (59′). Chile eliminado con la tranquilidad de haber realizado un correcto campeonato al terminar décimo con un 50% de rendimiento.

Brasil en tanto terminó siendo eliminado por Holanda en la fase siguiente al perder por 2-1 con un doblete de Wesley Sneijder.

Este sábado el pesimista cree que nos golearán, el positivo cree que haremos historia y el realista solo espera un buen partido de fútbol. El cuarto duelo entre chilenos y brasileños puede ser otro adiós en manos de la verdeamarela de una cita mundialista o puede marcar un nuevo trauma como el “Maracanazo” de 1950 en la memoria colectiva de Brasil. Esta última, una oportunidad histórica de romper ese ciclo casi maldito en los mundiales.

Dejar Respuesta