Compartir

El conjunto de Marcelo Gallardo lo dio vuelta en los minutos finales y anotó con penal de ‘Pity’ Martínez en tiempo agregado, luego de un cobro correcto a instancias del VAR, ante un equipo brasileño que pagó carísimo su apuesta defensiva. Puede haber una “Superfinal” ante Boca, pero Palmeiras tiene la localía a favor en la otra semifinal. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: Conmebol.

Épico. River Plate logró una dramática y emotiva clasificación este martes a la final de la Copa Libertadores 2018, tras vencer por 2-1 a Gremio en Porto Alegre en tiempo de descuento, en una definición marcada por el VAR.

El equipo argentino, por el 0-1 de la ida, partió dominando con mucha claridad y se generó las mejores ocasiones, ante un rival que apostó a defenderse pese a ser local.

La más clara fue un remate de media distancia de Ponzio que sacó el portero Marcelo Grohe al córner. También hubo un remate desviado de Palacios.

La estrategia del equipo de Renato Portaluppi se profundizó con la apertura del marcador al minuto 36 con un remate a la entrada del área de Leo Gomes, tras un córner mal ejecutado. Curioso.

River, además, sufrió con la temprana salida por lesión de Leonardo Ponzio (entró Enzo Pérez a los 24′) y luego con la lesión de Ignacio Fernández. Sin embargo, entró Gonzalo ‘Pity’ Martínez (46′), que terminaría siendo clave.

El cuadro ‘Gaúcho’ cortó el juego, hizo tiempo y sólo tuvo dos  chances clara: un remate de Everton que tapó Armani y un contragolpe del mismo Everton donde el portero trasandino salvó el mano a mano de manera brillante con los pies.

El equipo de Gallardo apostó por la tenencia de balón y tuvo la paciencia suficiente para llegar al empate: tiro libre del ‘Pity’ Martínez y golpe de cabeza del colombiano Rafael Santos Borré para el 1-1 parcial (82′).

River se fue con todo en ofensiva y así provocó la jugada del penal, muy reclamado por el local porque fue a instancias del VAR. Sin embargo, el equipo del uruguayo Leodan González estuvo impecable para ayudar al juez central Andrés Cunha, porque Matheus Bressan (88′) cometió mano en el área y, además, fue expulsado por doble amarilla.

Luego de un largo diálogo y los reclamos mencionados, el ‘Pity’ Martínez estuvo soberbio para ejecutar el lanzamiento con un preciso zurdazo (90+5′). Gol y justificada clasificación.

En los 15′ de tiempo agregado por los cambios y todo el tiempo perdido en el penal, Gremio fue incapaz de responder y Armani, junto a la zaga encabezada por Pinola, mostraron seguridad a toda prueba.

River Plate avanzó a su sexta final de la Copa Libertadores y buscará su cuarto trofeo del certamen y segundo en los últimos cuatro años.

El cuadro de Marcelo Gallardo (que está suspendido) espera en la final a Boca Juniors o Palmeiras. El cuadro ‘Xeneize’ tiene ventaja de 2-0 en el global, pero la vuelta se disputará este miércoles en Sao Paulo a las 21:45 horas.

LAS FINALES DE RIVER

1966
Peñarol (URU) 2-0, 2-3 y 4-2 River Plate (ARG)

1976
Cruzeiro (BRA) 4-1, 1-2 y 3-2 River Plate (ARG)

1986
River Plate (ARG) 2-1 y 1-0 América de Cali (COL)

1996
River Plate (ARG) 0-1 y 2-0 América de Cali (COL)

2015
River Plate (ARG) 0-0 y 3-0 Tigres UANL (MEX).

MÁS FOTOS DE LA CLASIFICACIÓN DE RIVER PLATE

RS/lv

Dejar Respuesta