Compartir

El otrora comentarista deportivo en su época de jugador llegó a la final de la Copa América 1979 y clasificó con La Roja al Mundial de España 1982, donde además fue titular. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete. Foto: archivo FIFA y Revista Estadio.
Estadísticas: Cortesía www.partidosdelaroja.com.

El 18 de septiembre de 2015 fue un día de luto para el deporte nacional, por el sensible fallecimiento de Eduardo Bonvallet, quien tuvo una dilatada trayectoria como jugador de fútbol profesional, más allá de su rol de comentarista deportivo que generó adherentes y detractores.

El otrora hombre de las comunicaciones tuvo un rol mediático al cumplir labores en nuestro medio asociado Radio Portales, en Radio Nacional, Radio Zero, entre otras emisoras, además de Red Televisión y Canal 13.

Sin embargo, en la Deportiva de Chile queremos recordar su paso por la Selección Chilena, donde tuvo el mérito de disputar la final de la Copa América 1979 ante Paraguay y de estar presente en la triunfal campaña que llevó a La Roja de Luis Santibáñez al Mundial de España 1982, el cual además disputó siendo titular en los tres partidos.

Bonvallet jugó 24 partidos Clase A con la Selección Chilena, no marcó goles y en 19 fue titular. Además, por los puntos jugó 11 cotejos, con cuatro triunfos, dos empates y cinco derrotas.

Repase acá los principales hitos de Eduardo Guillermo Bonvallet Godoy en La Roja, a seis años de su partida.

EL DEBUT ABSOLUTO DE BONVALLET POR CHILE

El 13 de junio de 1979 fue un día especial para Eduardo Bonvallet, entonces un joven volante de 24 años, pues jugando en O’Higgins de Rancagua recibió su primer llamado para la Selección Nacional y debutó en el empate 0-0 ante Ecuador en el Estadio Nacional. Quien lo convocó fue Luis Santibáñez, que lo conocía del cuadro celeste.

El comentario de la revista Estadio para analizar su desempeño el partido resaltaba nítidamente el tipo de jugador que iba a ser el volante: “Detrás de ellos (Neira y Letelier) hubo un Bonvallet guerrero, con personalidad para ir a buscar la marca, pero sin precisión en la misma y desacomodado por un mediocampo ecuatoriano que tocaba bien”. Esto fue el principio de todo.

EL DEBUT EN PARTIDOS OFICIALES DE BONVALLET EN LA ROJA

Por su parte, el debut en partidos por los puntos para Eduardo Bonvallet se dio poco tiempo después, porque el 15 de agosto de 1979 fue titular y jugó todo el partido en la derrota de Chile por 0-1 ante Colombia en el Estadio “Nemesio Camacho” o ‘El Campín’ de Bogotá, por la Primera Fase de la Copa América 1979.

Recordar que en ese tiempo no había una sede única del certamen y que La Roja compartía el Grupo A con Venezuela y la mencionada Colombia. Ese duelo fue derrota, es cierto, pero la historia cambió en Santiago.

En efecto, Chile goleó 7-0 a la actual ‘Vinotinto’ el 29 de agosto (Bonvallet no jugó en ese duelo) y, posteriormente, el 5 de septiembre de 1979 logró un triunfo clave por 2-0 ante Colombia, porque ese resultado le permitió ganar la zona con cinco puntos (en ese entonces las victorias daban dos puntos).

Bonvallet fue suplente en el duelo ante los ‘cafeteros’, pero ingresó en el segundo tiempo por Patricio Yáñez e inició una jugada que Caszely desvió y que casi fue el 3-0. En ese partido fue importante su labor de contención para proteger el triunfo final, que fue celebrado con antorchas por los 78.794 espectadores controlados que asistieron al Estadio Nacional. Chile era semifinalista de Copa América 1979.

BONVALLET Y LA SELECCIÓN CHILENA ELIMINAN A PERÚ Y SON FINALISTAS DE COPA AMÉRICA 1979

Para semifinales se venía el “Clásico del Pacífico” ante Perú en una llave con morbo especial, porque el cuadro incaico no sólo era el campeón vigente -por eso entró directo a semis- sino porque había dejado fuera del camino a La Roja en las Clasificatorias para el Mundial de Argentina 1978.

Además, el contexto de la época era imposible soslayarlo, pues se cumplían exactos 100 años de la Guerra del Pacífico, con el agregado que llevaba seis años la Dictadura Militar en Chile.

Lo cierto es que el equipo de Luis Santibáñez dejó atrás todas las presiones y venció por 2-1 a Perú en Lima el 17 de octubre, con goles de cabeza Carlos Humberto Caszely a los 36 y 76 minutos, haciendo estéril el empate parcial de Roberto Mosquera (71′).

Bonvallet entró en ese partido justamente por el ‘Chino’ Caszely a los 81′ para cuidar el resultado en el Estadio Nacional de Lima y dar un paso clave para llegar a la final. Esa vez el ‘Gato’ Mario Osbén fue una de las figuras del partido.

La vuelta se disputó el miércoles 24 de octubre y La Roja de Santibáñez empató sin goles ante Perú, resultado que le permitió ganar por 2-1 en el marcador global y alcanzar la anhelada final de Copa América 1979.

En ese partido, donde asistieron 75.681 personas, Bonvallet entró en el minuto 69 por Rodolfo Dubó, pero en un contexto complicado, porque el máximo referente Elías Figueroa había sido expulsado a los 40 minutos. Fue la primera roja de toda su carrera para ‘Don Elías’.

De todas formas, ‘Bonva’ fue clave en el partido porque justamente Percy Rojas vio la roja a los 33′ por un golpe de puño al volante nacional. El árbitro uruguayo Cardellino lo expulsa a instancias del guardalíneas. Luego su labor fue de enorme desgaste físico en mediocampo.

BONVALLET IMPORTANTE EN LA FINAL PERO SE PIERDE EL PARTIDO DECISIVO DE COPA AMÉRICA 1979

Chile se ilusionó con la opción de ser campeón por primera vez en su historia, pero tuvo al frente a un Paraguay que tuvo más oficio y que, además, supo sacar ventaja de una particularidad del reglamento de ese entonces: fue campeón con un empate en el tercer partido de definición (es decir, no existía la tanda de penales).

La ‘Albirroja’ se impuso claramente por 3-0 en la final ida disputada en el Estadio El Defensores del Chaco de Asunción, con doblete de Julio César Romero (12′ y 85′), más conquista de Víctor Milcíades Morel (36′). Bonvallet fue titular pero salió reemplazado por Víctor Manuel Estay al inicio del complemento.

Ese resultado obligaba a Chile, como mínimo, a ganar la final vuelta para forzar la definición. Fue así que La Roja de Luis Santibáñez logró el triunfo por la cuenta mínima el 5 de diciembre de 1979 con gol de Carlos Rivas a los 10 minutos, ante un rebote del ‘Gato’ Roberto Fernández, justamente tras un remate de Bonvallet.

Sin embargo, el volante fue expulsado a los 17′ por un conato con Eugenio Félix Morel, tras recibir una falta. El árbitro uruguayo Ramón Barreto no se hizo problema y expulsó a los dos.

Si bien los 51.193 espectadores asistentes al Estadio Nacional festejaron la posibilidad de disputar un tercer partido de definición, Bonvallet lamentó en silencio el perderse esa finalísima por estar suspendido.

Finalmente, el martes 11 de diciembre de 1979 el combinado nacional empató sin goles ante Paraguay, pese a forzar una prórroga de 30 minutos, en el Estadio José Amalfitani de Buenos Aires. La ‘Albirroja’ festejó el título por mejor diferencia de gol en las dos finales previas y, de esa forma, se esfumó el sueño de Bonvallet de lograr el primer título de la historia de La Roja.

BONVALLET Y SU MAYOR LOGRO EN LA ROJA: LA CLASIFICACIÓN AL MUNDIAL DE ESPAÑA 1982

Después de la derrota en la Copa América 1979, Eduardo Bonvallet disputó como titular los siete amistosos de preparación con miras a las Eliminatorias al Mundial. Sin duda uno de los más destacados fue el empate 2-2 ante la campeona del mundo, Argentina, en Mendoza un 18 de septiembre y con un golazo de chilena de Sandrino Castec (ver nota aparte Radio Sport).

Tras esos duelos de exhibición, llegó el debut por las Clasificatorias el 24 de mayo de 1981, cuando La Roja de Luis Santibáñez empató sin goles ante Ecuador en el Estadio Modelo de Guayaquil. El jugador entonces de Universidad Católica fue titular los 90 minutos.

El 7 de junio de 1981 es un día icónico para el fútbol chileno, porque se recuerda a nivel transversal el relato de Pedro Carcuro del gol de Patricio Yáñez a los 70′, que significó el triunfo de Chile por 1-0 ante Paraguay en El Defensores del Chaco de Asunción.

Tras esa histórico gol, Santibáñez dispuso el ingreso de Manuel Rojas por Yáñez (71′) y del volante Miguel Ángel Neira por Bonvallet (81′). El volante defensivo estaba extenuado por su labor y, posteriormente, se conocería que estuvo lesionado y por ello se perdería los dos siguientes partidos.

Posteriormente, Chile sentenció su clasificación al Mundial de España 1982 con el triunfo 2-0 ante Ecuador del 14 de junio, ante 72.290 espectadores que celebraron en el Estadio Nacional el golazo de tiro libre de Carlos Rivas (10′) y el tanto final de Carlos Caszely (85′). La Roja llegaba a su sexto Mundial y el primero en ocho años.

Luego vendría la goleada 3-0 ante Paraguay del 21 de junio, ante 75.075 personas en el Estadio Nacional, con goles de Carlos Caszely (11′), Patricio Yáñez (12′) y Miguel Ángel Neira (28′), para de paso tomarse revancha de la ‘Albirroja’ por la derrota en la final de Copa América 1979. En ambos partidos no jugó Bonvallet, cabe recordar.

De esta forma, Chile terminó invicto en el primer lugar del Grupo 3 con siete puntos, producto de tres victorias y un empate, además de no recibir goles en contra en la portería de Mario Osbén y marcar seis tantos.

LA ROJA EN ESPAÑA 1982: BONVALLET TITULAR PERO NO PUDO EVITAR LA DECEPCIÓN

Eduardo Bonvallet disputó cuatro amistosos previos al Mundial de España, dos como titular. La expectativa era muy grande, más allá de la derrota 2-3 ante Rumania en el Estadio Nacional del 18 de mayo del ’82, donde entró por Armando Alarcón y evitó una goleada en contra.

Antes del Mundial, el otrora comentarista deportivo dio una entrevista a Revista Estadio, donde declaró lo siguiente: “Yo voy a ser titular en España. Yo voy a jugar. Apuesto mi vida. No sé en qué puesto, pero de una cosa estoy seguro y es que entraré jugando en el Mundial… En mi vida siempre conseguí lo que me propuse porque me preparo para ello. Pero ojo, que lo hice siempre con armas limpias”. Bonvallet, finalmente, logró cumplir, pues fue titular en los tres partidos.

Así llegó el 17 de junio, el día del estreno de Chile en España 1982. Ese día sin duda es recordado por la derrota 0-1 ante Austria en el Estadio Carlos Tartiere de Oviedo, el gol de Walter Schachner (22′) y el penal errado por Caszely (27′). En esa jornada, la revista Estadio destacó que “el descuelgue ofensivo de Bonvallet aportó fuerza y vigor”.

El segundo partido fue el 20 de junio ante Alemania, que llegó a la final en esa Copa del Mundo. El elenco germano goleó 4-1 a Chile con triplete de Karl-Heinz Rummenigge a los 9′, 57′ y 67′, además del tanto de Uwe Reinders (82′). El descuento de Gustavo Moscoso (90′) fue insuficiente en el Estadio El Molinón de Gijón. Bonvallet jugó todo el partido.

El jueves 24 de junio fue el tercer y último partido de La Roja en el Mundial de España ’82, con la derrota 2-3 ante Argelia en Oviedo. Los africanos se adelantaron con doblete de Salah Assad (8′ y 32′) y aumentaron con anotación de Tedj Bensaoula (35′), haciendo estériles los descuentos de Miguel Ángel Neira (61′) y Juan Carlos Letelier (73′).

Ese día fue amargo para Bonvallet no sólo por la derrota, sino porque fue reemplazado por Mario Soto a los 38′, luego de los tres goles que recibió el equipo. Ese fue el último partido del volante, pues las lesiones afectaron su carrera.

Eduardo Guillermo Bonvallet Godoy jugó entre 1979 y 1982 un total de 24 partidos por la Selección Chilena, 19 de ellos como titular. Que en paz descanse.

RS/lv

Dejar Respuesta