Compartir

El sempiterno delantero marcó un gol de penal tras ingresar en el complemento y fue homenajeado en el centro del campo, por su retiro del fútbol. El cuadro celeste no pudo clasificar a Copa Sudamericana, pero su DT Marco Antonio Figueroa tiene planeado seguir tras el repunte del final. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Fotos: ANFP.cl y O’Higgins.

O’Higgins goleó por 4-0 a Audax Italiano en el Estadio El Teniente de Rancagua, por la 30a y última fecha del Campeonato Nacional, en un partido donde el protagonista central fue el delantero Pablo Calandria, quien se retiró del fútbol con un gol y ovacionado por la hinchada.

El partido era importante para el cuadro celeste porque mantenía opciones de clasificar a la Copa Sudamericana, algo que se diluyó durante el camino porque Unión Española terminaría empatando ante Unión La Calera.

Ante 7.845 espectadores en el Estadio El Teniente de Rancagua, el cuadro celeste encontró fuerte oposición en la primera etapa, pero el equipo de Juan José Ribera no aprovechó sus ocasiones.

En el complemento apareció todo el poderío ofensivo de esta renovada versión de O’Higgins, que liquidó el partido en menos de 15 minutos: el local abrió el marcador a los 62′ con cabezazo de Nicolás Mazzola, quien poco antes se había perdido un tanto enviando un testazo al horizontal.

Luego los celestes aumentaron de contragolpe por intermedio de Matías Soto, que anotó casi un “penal en movimiento” tras una buena jugada y asistencia de Mazzola.

Posteriormente vino el ingreso de Calandria por el propio Mazzola, ante la ovación del público. El delantero entró en acción al participar en la jugada del tercer gol, obra de Maxi Salas, quien aprovechó un rebote luego de una acción de su compañero para anotar (80′).

Pero faltaba el gol de ‘Cracklandia’ como le denominan los hinchas celestes y este llegó con un potente tiro penal a los 89′, luego de una falta de Bosso sobre el mismo ariete. El argentino nacionalizado chileno lo festejó con todo fuera del campo.

Partido finalizado y la emoción embargó a todos los asistentes, porque se montó un homenaje en el centro del campo donde el capitán, Albert Acevedo, le dedicó unas palabras por su trayectoria, tras lo cual Calandria agradeció a los presentes con visible emoción. Estuvo su familia y la dirigencia, quien le entregó un galvano de reconocimiento.

Al final hubo ovación para Calandria, que se transformó en una de las figuras más importantes en la historia de O’Higgins al anotar 77 goles en 179 partidos (promedio 0.43 por partido) y ser uno de los puntales en los dos títulos recientes del club: el Torneo Apertura 2013-2014 y la Supercopa 2013-2014.

Para efectos de las estadísticas, O’Higgins remató en el octavo lugar con 41 puntos y sólo quedó fuera de la opción de la Sudamericana por diferencia de goles ante Unión Española (0 contra +2). Ello, más allá de lo que haga Huachipato (9° con 39).

En tanto, Audax Italiano cerró la campaña en el 10° lugar con 34 unidades y manteniendo la categoría junto a Juan José Ribera, algo que se veía complicado a inicios de la segunda rueda.

Por último, el entrenador de O’Higgins, Marco Antonio Figueroa, se irá de vacaciones a México, pero manifestó su intención de continuar en el club en declaraciones a CDF. Al menos el ‘Fantasma’ tiene todos los méritos para seguir, pues logró 14 puntos de 21 posibles y sólo perdió un partido de siete que dirigió en reemplazo de Mauricio Larriera.

RS/lv

Dejar Respuesta