Compartir

El ‘Decano’ partió en ventaja y mereció irse ganando con claridad, pero regaló un torpe gol que desmoralizó al equipo, por lo cual además sigue sin ganar en casa. Ahora se vienen dos duras paradas: Arica de visita por la Primera B y la revancha en Arequipa.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: @Conmebol

Santiago Wanderers sigue en una crisis que mantiene preocupados y molestos a sus hinchas, tras ceder este martes un doloroso empate 1-1 ante Melgar de Perú, por la ida de la segunda ronda de Copa Libertadores 2018.

Ante 7.425 espectadores que alentaron con mucho fervor al equipo en el Estadio Elías Figueroa Brander, el ‘Decano’ salió con todo a llevarse por delante a su rival y fue así que Rafael Viotti abrió el marcador a los 2 minutos al llegar a definir en posición de ‘9’, tras centro rasante atrás de Matías Fernández. Había entusiasmo, era el retorno del equipo al certamen tras 16 años.

Si bien vino una posterior atajada del retornado portero Mauricio Viana ante un cuasi autogol del capitán, Ezequiel Luna (13′), siguió la intensa presión alta y el cuadro chileno mereció irse con más goles de ventaja. Sin embargo, pesó la falta de finiquito y Viotti tuvo el segundo, pero mandó su disparo al palo (40′).

El partido estaba medianamente controlado, pero un nuevo error defensivo condicionó al equipo: perdieron el balón en mediocampo y hubo un rápido contragolpe donde el argentino Bernardo Cuesta definió con clase sobre el arquero Viana (45′). Golazo.

En el complemento se notó que el tanto del empate golpeó anímicamente al cuadro de Nicolás Córdova, que simplemente no tuvo respuestas. Ello, más allá de los ingresos de Mauricio ‘Hormona’ Gómez, de Soto y del refuerzo venezolano Reyner Castro (por Viotti).

Además, el cuadro peruano apostó a friccionar el juego, a hacer tiempo y a jugar al límite del reglamento. El cuadro verde entró en el juego y sólo se puede contabilizar un tiro libre desviado de Marco Medel (75′).

Cerca del final se anuló un gol a Wanderers por falta previa al arquero Penny y el marcador terminó en empate, para el dolor y enojo de los hinchas, que están perdiendo la paciencia con el promisorio pero cuestionado DT Nicolás Córdova.

Ahora viene un viaje largo del ‘Decano’: la visita del sábado 3 de febrero ante San Marcos de Arica en el Estadio Carlos Dittborn (22:00 horas), por la primera fecha del Campeonato de Primera B, y luego un breve descanso para viajar a Arequipa y visitar a Melgar el próximo martes a las 21:30.

Recordar que Wanderers no ganó ningún partido como local en el torneo de Primera División el semestre pasado y, además, el cuadro porteño venía de perder 0-3 ante Colo Colo en la Supercopa de Chile.

RS/lv

Dejar Respuesta